EL UNIVERSAL – Corposalud suspendió profilaxia canina en Nueva Esparta


Jorge Alchaer, director de Corposalud, reprochó las acusaciones que hubo frente a la situación alegando que este es un trabajo sanitario de rutina solicitado por la comunidad y las mismas autoridades municipales.

EL UNIVERSAL
miércoles 28 de septiembre de 2011 12:17 PM
Porlamar.- La Corporación de Salud del estado Nueva Esparta suspendió el cronograma de profilaxia de caninos callejeros programado para este mes en sectores de Margarita.

Jorge Alchaer, director de Corposalud, reprochó las acusaciones que hubo frente a la situación alegando que este es un trabajo sanitario de rutina solicitado por la comunidad y las mismas autoridades municipales.

La suspensión se debe a que es una tarea que no se debe advertir para evitar la protección de los perros, por parte de cuidadores temporales, lo que no implica que la Coordinación de Zoonosis no realizará su labor en próximas ocasiones…

El caso es que 17 perros fueron encontrados muertos por asiduos deportistas del paseo La Caracola, en Porlamar, lo cual alertó a las organizaciones protectoras de animales quienes exigieron justicia.

Alchaer reconoce que existen maneras menos traumáticas de muerte a través del uso de anestésicos como se hace en otros países, pero los altos costos que ello implica no ha permitido a Venezuela contar con este medicamento. Los defensores de perros dicen que hay soluciones de control más humanas como la esterilización y vacunación.

El Director de Salud ratificó que estas medidas se realizan luego de estudios epidemiológicos sobre los índices caninos que hay en el Estado, la densidad de los mismos en áreas especificas y el riesgo que implican por la trasmisión de ciertas enfermedades que están relacionados a los caninos, como la Leishmaniasis. En el estado Nueva Esparta no se han registrado casos.

Sobre el caso la Ministra de Salud, Eugenia Sader fue informada a través de una comunicación enviada por las organizaciones sensibles al tema.

Con información de Ana Carolina Arias

Fuente: EL UNIVERSAL