David Morán Bohórquez: Cuando Morón se volvió Somalia


Prefacio:

(*) Hace unos dias atras, estando en casa de una amiga que es practicamente como una hermana para mi, me comento aterrorizada un hecho que paso en la población de Morón, Puerto Cabello, Estado Carabobo. Sentado en una poltrona escuchaba de sus labios un escenario lo mas parecido a ruanda, nigeria o tal vez somalia. Tal vez, el impacto de lo que me conto, que algunas veces la gente tiende a exagerar me causo suspicacia. Y como tengo esa fibra de siempre investigar procedi a tratar de ubicar un hecho, que a simple vista no había aparecido en la prensa. Hasta que el dia de ayer o hace dos días mas o menos, conseguí una reseña con fotos cuyo link consigno al final de este artículo. La noticia se trata de un saqueo que ocurrio a 15 gandolas, y a una gran cantidad de carros cuyos dueños fueron robados y amenazados físicamente. Hoy, leyendo como es habitual para mi la prensa, consigo por fin un relato, que sin ningún ápice de miedo cuenta tal y como pasaron los hechos. Le recomiendo, de ser posible al final del artículo revisar la otra nota, a los fines de que tenga ud una correcta percepción de los hechos. Y que le sirva esta breve reseña, como una reflexion de lo mal que estamos como sociedad. Hay una situación social que se esta moviendo en lo mas oculto de nuestra sociedad, mórbida, cruel y violenta, y nadie da respuesta ni solución a la misma. Esto puede ser una campanada de otro 27 de Febrero … Gracias.

Amanecieron el miércoles pasado con 24 horas sin servicio eléctrico. Decenas de habitantes de los barrios que circundan la redoma de “Las Moscas”, esa donde confluyen las vías de los estados Yaracuy, Carabobo y Falcón se fueron agrupando y comenzaron a hacer cierres intermitentes en esas vías. Las colas comenzaron a extenderse por kilómetros. Ahí la “revolución” había desaparecido: Sin luz, ni responsables que dieran la cara. Ni alcaldes socialistas, ni Consejos Comunales, ni brigadistas del PSUV. Nadie. Sólo la interminable fila de carros particulares, autobuses y de gandolas de empresas privadas cargadas con leche, pollos, aceite y otros productos….

En Morón, a finales de mayo de este año, también saquearon, por idéntico motivo, los mismos pobladores. Los 47 apresados fueron liberados al día siguiente. Como si nada. Que los seguros cubrieran las pérdidas de los particulares.

El apagón del miércoles dividió a Morón, tal como al país: La nación “revolucionaria”, damnificada y ausente de gobierno contrastada con los individuos y empresas que no cesan de trabajar. Y el venezolano marginal, el plato favorito del chavismo, su “clase” base, la del “hombre nuevo” que de protestar pasó a delinquir de manera abierta y rabiosa.

A las 5:30 pm, unos Guardias Nacionales “dialogaban” a un costado de la redoma con una veintena de protestantes. Luego los dos “jeep” de la GNB desaparecerían. Caía la tarde, sin luz oscurecía rápidamente. Como si fuese un chispazo, de repente Somalia tomaba cuerpo en Morón. A las 7 pm los protestantes se convirtieron en delincuentes, como hormigas los habitantes de los barrios aledaños, niños, jóvenes y adultos, por cientos, comenzaron a atracar a los vehículos que se encontraban atrapados en la cola. Les partían los vidrios a quienes se negaban a entregarles sus pertenencias. A las gandolas, unas 15, les partieron los vidrios con palos y tubos, bajaron a los choferes y saquearon las mercancías que transportaban. Autobuses completos fueron atracados, incluso uno con niños que venían de un plan vacacional. Apenas dos patrullas de PoliCarabobo se encontraban en el sitio absolutamente desbordadas. A las 9 pm reaparecerían los GNB cuando el “festín” estaba concluyendo.

En el ambiente se oían los llantos de niños aterrados, de los que estaban en los vehículos, en los autobuses. Las hormigas de Somalia desaparecían en la oscuridad con su carga sobre la cabeza.

El 27 de febrero de 2010 el presidente Hugo Chávez, aseguró que “El Caracazo fue la chispa que encendió el motor de la Revolución Bolivariana”. Desde la Avenida Intercomunal de El Valle, el Jefe de Estado dijo que la burguesía no debe olvidar que una de las causas de El Caracazo fue “el incremento de la pobreza (…) producto del neoliberalismo que anda aspirando volver a Venezuela”. Torciendo, como le es característico, la historia a su favor, pretendía convertir una jornada de saqueos, en una acción de “rebeldía social”, por supuesto, por él inspirada.

Del Caracazo se llegó al “Moronazo”. Después de 12 años de “chavismo” en Morón ha habido dos jornadas de saqueo, con apenas tres meses de diferencia. Por un servicio, la electricidad, que es responsabilidad absoluta del gobierno. Que lo factura a precios irrisorios, y que permite que en muchos de esos barrios de Morón se “roben” la electricidad.

Ahí está la cosecha del discurso andrajoso, de la mentira de la rebeldía social del Caracazo. De la falacia del chavismo como religión. De los “logros” del gobierno. En fin, de deslastrar con fines de control social, de responsabilidades al pueblo pobre para dotarlos sólo de derechos futuros que nunca les llegarán.

La mayoría del pueblo de Morón se abstuvo de saquear. Lo rechaza. Pero el chavismo mira para otro lado, negando una realidad que apunta solo a ellos.

Vamos hacia Somalia. ¿Quién le señala al pueblo otro camino?

Fuente: La Patilla

Noticia relacionada: (FOTOS) EL CARABOBEÑO – Vecinos de Morón saquean gandolas durante protesta