Se expone a 30 años de cárcel quien negocie con sancionados // El Universal


Entregan nota de protesta a la encargada de negocios de EEUU
Se expone a 30 años de cárcel quien negocie con sancionados

REYES THEIS | EL UNIVERSAL
sábado 10 de septiembre de 2011 12:00 AM

La personas que en Estados Unidos hagan una transacción o negocien alguna propiedad con los venezolanos Freddy Bernal, Clíver Alcalá Cordones, Amílcar Figueroa y Ramón Madriz Moreno, podrán ser sentenciados en ese país a 30 años de cárcel y a una multa de hasta 5 millones de dólares.

Dichas sanciones se aplican de conformidad con el Acta de Designación de Capos Extranjeros del narcotráfico de EEUU, vigente desde diciembre de 1999, que castiga con el bloqueo de sus activos en ese país a personas que asistan materialmente, provean apoyo financiero, tecnológico o bienes a traficantes de drogas o a alguien designado como tal por esa Acta.

En el caso de Bernal, Alcalá, Figueroa y Madriz, la sanción del Departamento del Tesoro estadounidense es por sus presuntos vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), que es considerada una organización narcoterrorista.

Hablan las computadoras

Las sanciones contra estos cuatro venezolanos es una consecuencia directa de los documentos hallados en el computador del abatido líder de las Farc Raúl Reyes.

De este grupo de sancionados solo Figueroa -ex diputado al Parlatino y dirigente del Partid Comunista de Venezuela- tiene un caso judicial abierto por sus supuestos nexos con la guerrilla colombiana.

En diciembre de 2009 una jueza de Bogotá dictó una orden de captura contra Figueroa por los cargos de concierto para delinquir con fines de secuestro, financiación de terrorismo y entrenamiento de grupos ilegales, al apoyar supuestamente a una organización terrorista.

Ramón Madriz Moreno es mencionado en los correos del computador de Reyes como “Amín” y “el hombre de la Disip”. Fuentes cercanas a este funcionario señalan que efectivamente Amín es un apodo por el que gente lo conoce y se desempeñó por corto tiempo como jefe de Inteligencia de ese cuerpo policial.

Según un correo publicado por el diario El Tiempo de Bogotá, Rodrigo Granda -conocido con el canciller de las Farc- da cuenta que Amín pidió al grupo guerrillero el envío de dos “camaradas” para actividades especiales en Caracas en septiembre 2002.

“Para los operativos en Caracas, él requiere expertos en asesinatos con armas cortas, producción y uso de explosivos, detonaciones a control remoto, carros bomba etc. Este fin de semana el tipo de la red en Medellín debe estar llegando allá. La persona encargada es Amín. Duración dos meses”, dice Iván Márquez en un correo dirigido a los líderes de las Farc, Raúl Reyes y Manuel Marulanda

Sobre el general Alcalá Cordones, un reporte de Iván Márquez al Secretariado de las Farc de 2007 dice: “Como estaba previsto, el 3 de enero me reuní con los generales Alcalá y Carvajal Hablamos del Plan Patriota, canje, la ‘para-política’ y de tres aspectos del plan estratégico: finanzas, armas y política de fronteras”.

Márquez -según El Tiempo- señaló que el compromiso fue entregar “20 bazucas de gran potencia”, pero “Alcalá sugirió que fuera una cantidad mayor”, dijo.

Según ese diario, Bernal aparece tramitando actividades de instrucción de la guerrilla para 22 alumnos.

Protesta

Tras dos meses en su cargo la encargada de Negocios de Estados Unidos en Caracas Kelly Keiderling, pudo reunirse ayer con un funcionario venezolano, pero fue para recibir una nota de protesta por la medida tomada por el Departamento del Tesoro de EEUU contra los cuatro venezolanos.

Tras reunirse con el vicecanciller Temir Porras, la diplomática dijo que transmitiría el mensaje a Washington y que espera tener futuras oportunidades de tener intercambios con representantes del Gobierno. “Me parece que hay muchos temas que podríamos hablar entre los dos países especialmente sobre el esfuerzo de combatir el narcotráfico”, indicó.

Fuente: http://vprimero.blogspot.com/