SUCESOS – CORREO DEL CARONI: “Fue la hora más desesperante de mi vida”



Viernes, 15 de Junio de 2012

FOTO WILMER GONZÁLEZ

49 pasajeros de la unidad 380 de la empresa Rodovías fueron sometidos por sujetos armados en la ruta Caracas-Puerto Ordaz

Una camioneta le trancó el paso al autobús y de allí se bajaron tres hombres, que después de amenazar al conductor lo obligaron a desviarse a un basurero donde lo esperaba otra persona. “Me fui con 20 mil bolívares a comprar mercancía, conseguí todo lo que buscaba, me quedé sin plata y me robaron todo. ¡Así no se puede! ¿Será (que) trabajamos para los malandros?”.

Maisdulin Younis
myounis@correodelcaroni.com
Fotos Wilmer González

Pasajeros indicaron que, además de recibir amenazas, un hombre fue golpeado en la cabeza

Pocas horas después de salir de la terminal de pasajeros de Colegio de Ingenieros -8:30 de la noche-, en Caracas; las 49 personas que iban a bordo de la unidad 380 de la empresa Rodovías, con destino Puerto Ordaz, fueron sometidas por sujetos armados.

El conductor del autobús (placas AW682X), Víctor Osuna, señaló que tuvo que frenar al momento que una camioneta, color plata, le trancó la vía, en el sector Caucagua, estado Miranda.

“Se bajaron tres tipos corriendo con las armas en las manos. Iban apuntando al parabrisas, después uno se paró en la puerta y me dijo: Abre si no te quieres morir maldito”.

Tras someter al conductor, lo obligaron a desviarse a un basurero donde los estaba esperando un cuarto cómplice. Uno de los delincuentes se quedó en la cabina con el conductor y su ayudante, mientras que los otros tres sometían a los 47 clientes, entre ellos dos niños de menos de 5 años.

“Fue la hora más desesperante de mi vida. Nos decían que íbamos a morir y nos quitaban todo. El señor que iba a mi lado le dijo: Cristo te ama, arrepiéntete, y el sujeto le gritó: ¡no me digas eso! Y con la pistola lo golpeó en la cabeza”, señaló Yuliber Méndez, quien manifestó haber perdido 15 mil bolívares en mercancía.

Las víctimas, aparte de expresar los minutos de angustia y terror que vivieron, denunciaron millonarias pérdidas; entre mercancía, dinero y prendas aseguraron que se fueron millones.

“Me fui con 20 mil bolívares a comprar mercancía, conseguí todo lo que buscaba, me quedé sin plata y me robaron todo. ¡Así no se puede! ¿Será (que) trabajamos para los malandros (…)? Queremos más seguridad, ahora nadie está reconociendo nada de lo que perdimos”, dijo Jhonny Olloa.

Es a menudo
Osuna, con más de seis años de servicio en esa empresa, aseguró que esa situación se vive a diario, pero no siempre se hace pública. Comentó que en esta semana son más de 10 los robos que se han registrado en diferentes zonas del país.

“Después que nos dejaron libres fuimos a colocar la denuncia y los policías no hicieron nada”, agregando que la camioneta era una Ford Fortaleza.

Aseveró que “no es la primera vez, ya han intentado robarme, en las otras oportunidades he corrido con la suerte de escapar pero está vez no pude”, apuntó el chofer, reclamando que el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc-Miranda) “quisieron dejarme como cómplice del robo”, apuntó el ciudadano, solicitando que se investigue a los encargados de la terminal de pasajeros del Colegio de Ingenieros, “ellos pueden ser los que le dan los datos a los choros”.

Las víctimas manifestaron que los delincuentes no superaban los 30 años de edad y tenían las caras descubiertas. Pidieron que los organismos competentes se aboquen a la situación.

“Llevaban mejores armas que la de los mismos policías, uno tenía una subametralladora (Uzi). Fue desesperante, los gritos de nosotros opacados por los de ellos y se molestaban ante las plegarias de unas personas evangélicas que iban montadas en el autobús”, acotó Franklin Muñoz.

Constantes denuncias…
El pasado seis de junio Juan Vicente Ramos, usuario de la empresa de transporte, denunció que el domingo 3, a las 8:00 de la noche, en el viaje que partió de Valencia hacia Puerto Ordaz, la unidad de Rodovías se quedó accidentada en la autopista regional del centro. Pese a las solicitudes de retorno a la terminal del estado Carabobo, el conductor y el copiloto arreglaron la falla y siguieron el camino. Ésta volvió a vararse en Miranda.

“El chofer montó en el autobús cuanto predicador y vendedor se encontraba en el camino, sin sopesar los riesgos de un posible atraco. Nosotros estábamos temerosos de esa situación y, aunque le llamamos la atención, hizo caso omiso. Llegamos a Puerto Ordaz a las 4:00 de la tarde, un viaje de 12 horas lo hicimos en 20”, dijo el ciudadano.

B4Jhonny

Jhonny Olloa: “¡Así no se puede! ¿Será (que) trabajamos para los malandros (…)? Queremos más seguridad, ahora nadie está reconociendo nada de lo que perdimos”.

B4MUNOZ

Franklin Muñoz: “Llevaban mejores armas que la de los mismos policías, uno tenía una subametralladora (Uzi). Fue desesperante, los gritos de nosotros opacados por los de ellos”.

B4MENDEZ

Yuliber Méndez: “El señor que iba a mi lado le dijo: Cristo te ama, arrepiéntete, y el sujeto le gritó: ¡no me digas eso! Y con la pistola lo golpeó en la cabeza”.

FUENTE: CORREO DEL CARONI

NOTA: El presente articulo se reproduce sin perjuicio de los Derechos de autor, quien por cortesía permite su reproducción en este site.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47.426 seguidores

%d personas les gusta esto: