LA PATILLA – El sexy arte de quitarse la ropa


Es un hecho: los hombres se derriten por las mujeres seductoras. El carácter visual de la naturaleza masculina y su constante deseo sexual hacen del striptease la movida ideal para comenzar una relación sexual con el pie derecho. …

Así lo reseñó la revista Fucsia

Menos pudor y más seguridad
¿Por qué, siendo tan satisfactorio para los hombres, las mujeres no lo realizan con frecuencia? Todo parece indicar que realizar el baile de la desnudez resulta lo suficientemente intimidante para cohibir cualquier impulso de complacer a la pareja. Pero es fundamental tener en cuenta que cuando un hombre está presenciando un striptease, no hay nada más en lo que pueda pensar, sin importar qué tan casero sea.
Tener un cuerpo perfecto y lencería lujosa o extravagante no son los elementos fundamentales de un striptease, son las mujeres quienes más se fijan en este tipo de detalles, los hombres están más interesados en el sexo como tal y como es, con o sin adornos.

La actitud seductora, la seguridad y la concentración, en cambio, son básicas para desempeñar un buen espectáculo privado. No hay que olvidar que se trata de tu pareja, que ya te conoce y que sigue contigo porque aún le gustas y te considera sexy.

La seguridad que proyecte una mujer es una pieza clave en el dominio de las artes de la alcoba; demostrar que te mueres de ganas por estar con él será más excitante que cualquier cantidad de curvas exuberantes. No en vano, en la gran mayoría de pornografía, las mujeres están deseosas de tener sexo, sin importar el rol que cumplan.

Aprovecha los cinco sentidos
Durante el show procura estar en contacto con todos sus sentidos, ya tienes la música estimulante y el espectáculo principal, que es verte a ti. Pero también puedes aprovechar para despertar su sentido olfativo usando un nuevo perfume o alguna fragancia que sabes que le gusta.

No olvides mantener el contacto visual y físico con tu público, durante el baile acarícialo en la nuca si das una vuelta alrededor de su silla, dale besos, déjalo que huela tu busto antes de quitarte el brasier, sube una pierna encima del brazo de la silla y baila en esa posición, presume tus formas ante él. No escatimes en estrategias de seducción.

Cómo realizarlo
Recuerda que el énfasis del striptease se centra en el acto de desnudarse con movimientos sensuales, lentos y sugerentes, no en el hecho de estar desnudo. Tómate tu tiempo, no es imprescindible saberse la coreografía de una canción o hacer movimientos demasiado complicados; si te muestras cómoda con lo que estás haciendo y dejas claro con tus movimientos que lo deseas, alimentarás su ego y lo harás experimentar una sensación muy placentera.

Tu cuerpo es la mejor herramienta para realizar un striptease, si le sacas provecho. Durante el espectáculo acaricia tu cuerpo, juega con tu pelo, imita los movimientos que has visto en películas o videos de música, sonríe con picardía, muerde tus labios. En el plano sexual, lo más deseable de una mujer es que se sepa desenvolver en cada situación; con tu espectáculo debes dejar claro que lo quieres seducir y quieres tomar la iniciativa para el paso siguiente en el escenario sexual.

En diez minutos es mucho lo que puedes hacer. No apresures el momento, déjalo disfrutar de ti; pero tampoco te demores demasiado en el espectáculo, recuerda que él está deseoso por tenerte y un aplazamiento excesivo puede dañar el momento. Aprende a leer las señales de tu público, repite los movimientos que le gustaron.

Como una profesional
La práctica hace al maestro, así que hazte amiga del espejo para ensayar los movimientos y expresiones más sensuales que tengas, que puedas imitar o que puedas crear. Durante la sesión de striptease se notará la experiencia que tengas y el nivel de conocimiento de tu cuerpo.

Los accesorios
En la gran mayoría de casos, los hombres no le dan tanta importancia al tipo de accesorios que lleves puestos, pero agradecerán una lencería sensual. El liguero, la tanga y los tacones altos siguen siendo favoritos, así como el color negro y las transparencias; pero puedes utilizar la ropa con la que te sientas más sexy; a final de cuentas, él va a estar concentrado en ti, no en lo que llevas puesto.

A la hora de elegir la ropa ten en cuenta que toda sea fácil de quitar, es más sensual aquello que sale fácilmente y además no querrás pasar un mal momento tratando de desabrochar o quitarte una prenda demasiado ajustada. Si conoces alguna de sus fantasías puedes cumplirla disfrazándote (si es el caso) o utilizar los accesorios que sabes que le gustan, como lencería de cuero, botas altas, mallas, etc.

Fuente:  LA PATILLA

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 52.450 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: